El jefe comunal de la ciudad termal, Bruno Cipolini resolvió el cierre preventivo por 48 horas de locales comerciales que no sean esenciales. Llamó a la población a “no criminalizar el contagio” y sobre todo pidió “extremar las medidas de cuidado preventivos para evitar más contagios”.