SALUD BRINDÓ RECOMENDACIONES PARA EL CUIDADO DE NIÑAS Y NIÑOS

Se hace hincapié en el aislamiento y en las medidas universales de protección como el lavado de manos con agua y jabón y la limpieza diaria de las superficies del hogar. El calendario de vacunación no debe posponerse, y sobre todo para infantes que integren grupos de riesgo. En redes sociales y a través de Silvana Freschi del Comité de Infecciones Respiratorias y Emergencias Hospitalarias del Hospital Pediátrico Avelino L. Castelán, el Ministerio de Salud Pública brindó indicaciones y medidas preventivas a tener en cuenta para el cuidado de niños y niñas en el marco de la pandemia por COVID-19. “Es importante tener en cuenta que las medidas universales de protección también son para los niños, y como padres, tutores o cuidadores, somos responsables de indicarles cómo se tienen que cuidar”, remarcó la profesional, recordando el lavado de manos con agua y jabón o alcohol en gel, así como la higiene en el hogar, la limpieza de superficies y la ventilación de los espacios «por el alto contacto de los niños pequeños con esas superficies». Sobre todo hizo hincapié en que la principal medida de prevención es el aislamiento social, «es importante recordar que el niño no tiene que acudir a lugares públicos sin necesidad”, dijo, y advirtió que «el adulto deberá concurrir al supermercado o a la farmacia, por ejemplo, pero sin ser acompañado por el niño que debe estar en la casa en aislamiento social”. Atendiendo a casos particulares, Freschi indicó que si por algún motivo hay necesidad de romper ese aislamiento, como por alguna consulta médica, «que el niño salga con barbijo, tener en cuenta siempre la distancia social con otras personas, y el uso adecuado de alcohol en gel para las manos”. No interrumpir el calendario de vacunación Actualmente se está llevando adelante la campaña de vacunación antigripal para influenza y neumonía por neumococo. La profesional insistió en que “no se suspende en esta situación de pandemia; los niños tienen que estar vacunados porque es una manera de protegerlos, y específicamente quienes tengan algún factor de riesgo o comorbilidades deben recibir la vacuna antigripal”. En el caso de niños que estén en una edad por fuera de la que indica el calendario de vacunación, la vacuna antigripal se recomienda para aquellos que tengan factores de riesgo. “Hay factores de riesgo como determinadas patologías, por ejemplo, patologías respiratorias crónicas, aquellos niños que tengan cardiopatías congénitas o complejas que necesiten medicación o tratamiento quirúrgico, o que tengan algún trastorno en la inmunidad, es decir en las defensas, por ejemplo los pacientes oncológicos o trasplantados o niños con HIV, y también algunas patologías específicas como niños insulinodependientes”, detalló. “Esos niños tienen criterio de recibir la vacuna antigripal en forma anual; en cuanto al resto de los niños que estén fuera del calendario o grupo de riesgo, no hay ningún problema, se la pueden colocar y conseguirlas en las farmacias”, amplió Fresco. Protocolo de actuación para COVID-19 El Hospital Pediátrico Avelino L. Castelán cuenta con el Comité de Infecciones Respiratorias y Emergencias Hospitalarias del que forma parte Silvana Freschi, y con el que están trabajando desde fines de febrero en el armado y la modificación del protocolo de atención para niños con sospecha de coronavirus. “Basándonos en el protocolo del Ministerio de Salud de la Nación realizamos una evaluación diaria y lo actualizamos de acuerdo a la situación epidemiológica», expresó.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 4 =