Relato en primera persona: «Vivimos con mi madre que tiene coronavirus»

A través de un escrito enviado a esta Agencia FOCO, Gerónimo comentó cómo viven junto a su progenitora -y al resto de su familia- quien dio positivo al COVID-19.

De repente, la vida de una familia, de una comunidad, de una sociedad, cambió. Algo que solamente se veía por televisión o en noticias de portales de internet, se instaló aquí, llevándose la vida de algunos, modificando las costumbres de otros y estableciendo una cuarentena obligatoria para todos. Este es el relato en primera persona de un joven que convive con el COVID-19.

En nombre de su familia, Gerónimo eligió esta Agencia de Noticias FOCO para contar cómo pasan sus días de cuarentena. Si bien a su madre le dio positivo el test de COVID-19, junto a sus dos hermanos está a la espera de los resultados del hisopado. De igual manera, realizaron el aislamiento correspondiente como lo establece el protocolo desde el primer día que supieron los resultados de su madre que trabaja en el hospital Perrando de Resistencia.

También comenta que sus abuelos maternos están en la misma situación, ya que su progenitora tuvo contacto con ellos días antes de saber que había contraído el virus. Ellos forman parte del segmento de personas de riesgos, porque tienen más de 60 años los dos.

“Más unidos que nunca”

“Nuestro estado de salud es normal, solamente la presencia de congestión nasal en el caso de mi madre y por parte del resto de la familia asintomático”, agrega Gerónimo en su escrito. Y detalla: “Este aislamiento nos modifica la cotidianidad de nuestras vidas. Nos saca de la vorágine diaria y nos obliga a reprogramar formas de convivencia a la que no estamos acostumbrados”.

Lejos de aburrirse con el aislamiento obligatoria, asegura que “nuestros días son bastantes divertidos a pesar de que nos podemos salir”. “Jugamos a las cartas por quien lava los platos o miramos películas, pero antes de que finalice el día aprovechamos para estar más unidos que nunca a través de la oración juntos a Dios y rezamos todos juntos”, destaca el joven.

Así, agradece al Comité de Seguimiento de su localidad, ya que desde el primer día se pusieron a disposición “para brindarnos toda la información necesaria”. “Son muy profesionales y tenemos contacto telefónico con ellos todos los días. También queremos agradecer a nuestros amigos que están afuera que nos ayudan con los mandados del hogar abasteciéndonos de provisiones y nos ofrecieron su disponibilidad a cualquier horario del día; sólo basta con mandar un mensaje de WhatsApp para comunicarnos y ellos están para ayudarnos”, comenta.

“Además, contamos con gran apoyo de parte de los vecinos quienes nos acercaron mercadería siempre y cuando lo necesitamos por eso queremos hacer público esta situación que atravesamos”, concluye. Y deja un mensaje final: “En estos días se dijeron muchas cosas de nosotros, pero nuestra familia puertas adentro sabemos muy bien a qué nos estamos enfrentamos y lo tomamos con toda la responsabilidad que esto requiere”.

“No elegimos esto”

“Nuestra familia está viviendo una estigmatización social. No elegimos esto, sólo nos pasó como le puede pasar a cualquiera”. Así se expresó la mamá de Gerónimo (positivo de coronavirus) a través de un audio  de WhatsApp enviado a FOCO

Así, destaca que “este momento es para estas más unidos que nunca, hay que darle pelea a esta situación juntos y no todos cada vez más peleados”. “Se divulgaron muchas cosas en las redes sociales que realmente son falsas. Yo soy madre y pienso en mis hijos que son lo que más sufren esta situación; sólo pido que nos ayuden a sobrellevar este momento, tenemos muchas personas que nos acompañan con mensajes de aliento todos los días y se los agradecemos de corazón”, concluye.

Y finaliza: “Utilicemos las redes y medios de comunicación para llevar conciencia y reflexión a la sociedad, y no seguir generando o dejarse llevar por noticias falsas que no tienen fundamento”. El relato en primera persona de Gerónimo y su madre, quienes al igual que muchos no eligieron vivir este momento ni sufrir la estigmatización social, pero lo enfrentan unidos en familia augurando que pase pronto y todo sea un mal recuerdo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − tres =